Bookmark and Share

Comentario III de Romanos 2:6

"El cual pagará a cada uno conforme a sus obras"

El cual pagará a cada uno conforme a sus obras. Puesto que el asunto de los "santurrones", quienes piensan que la perversidad de su corazón está bien cubierta y escondida, y teniendo en cuenta que existen no sé cuantos fardos de obras inútiles y vanas, al Apóstol establece la verdadera justicia de las obras delante de Dios con objeto de que los tales no echen sus cuentas a su favor tratando de apaciguarle por medio de palabras y hojarasca y hojas sin fruto.

En este pasaje no existe la dificultad que muchos creen, porque cuando el Señor castigue con un justo juicio la perversidad de los réprobos, pagará ciertamente sus patrañas con el salario que merecen. Además puesto que El santifica a quienes ha determinado glorificar un día, coronará sus buenas obras, más no por sus méritos, cosa que jamás podrá probarse por estas palabras, las cuales predicen claramente qué paga será dada a las mismas, no diciendo, sin embargo, cuál sea su valor ni qué recompensan tendrán. Es mala consecuencia hablar de "paga", porque puede creerse que esta se relaciona con algún mérito.